viernes, 18 de febrero de 2011

La vuelta de los torneos largos


Los torneos cortos nacieron en Argentina en 1990 como parte de un proyecto de la AFA que buscaba una salida al fracaso que fue el “todos contra todos” con forma de liguilla que consagró a Independiente en la temporada 1988/1989. No obstante detrás de esto los torneos cortos escondían la intención de Grondona y compañía de revalorizar el fútbol argentino dándole posibilidades a los grandes que venían de capa caída. Como Racing, San Lorenzo y Boca no se consagraban desde 1966, 1974 y 1981 respectivamente, esta nueva medida les daría posibilidades a los clubes grandes de volver a las primeras planas.
Sin embargo el último tiempo la tendencia fue cambiando, los clubes grandes comenzaron a perder poderío y sus grandes inversiones no se vieron reflejadas en los resultados. River no levanta y Boca comenzó una decadencia que desde la AFA temen que continúe el camino del Millonario. Ya ni siquiera clasifican a la Copa Libertadores, las invitaciones a la Sudamericana se acabaron y Racing e Independiente apenas han salido del país en la última década. San Lorenzo fue más regular pero con muy poca suerte. Quitando a Boca, en los últimos años ningún equipo argentino, excepto Estudiantes, dio pelea en un certamen internacional.
Los últimos torneos cortos consagraron a los equipos más humildes que con planteles reducidos y proyectos conservadores superaron ampliamente las urgencias de los grandes y sus inversiones millonarias. La AFA eso lo sabe y conciente de que no es un buen negocio, trabaja ensayando cambios con tal de que los grandes no se queden afuera de la pelea.
Ven en la implementación de los torneos largos el resurgir de los poderosos para que le puedan hacer frente a Estudiantes, Vélez y compañía. La ecuación es clara, con un torneo largo los presupuestos requeridos son mayores, los planteles deben ser más largos y nos guste o no, los únicos que están para enfrentar una situación así son los grandes. No tanto por actualidad futbolística y financiera, sino por la inyección económica que pueden generar con otro tema que también preocupa demasiado a la AFA: el marketing.
Además si se llegaran a implementar los torneos largos los promedios no desaparecerían, por lo que para los clubes más chicos no solo se complicaría la lucha por los principales puestos, sino también la permanencia. Lo positivo que se podría rescatar de todo esto, al margen de los que conciben un fútbol de dos o tres clubes grandes nomás, es que los técnicos trabajarían con menos presión y más libertad y confianza.
Al menos la paridad que hoy en día reina en el fútbol argentino nos aseguraría un torneo más disputado que el español o el italiano donde la lucha no sale de tres o cuatro equipos. El recién iniciado Clausura 2011 puede marcar el fin de una era ya que si bien apenas es un proyecto que quiere ser confirmado, los fuertes dirigentes e incluso los grandes medios están presionando cada vez más a Julio Humberto Grondona para que incline la balanza hacia el regreso de los torneos largos.

6 comentarios:

  1. Un día me tiene que explicar cuando empieza la liga; que es el torneo de clausura, cuantos equipos juegan en primera y como se clasifican...Anque te parezca mentira, no tengo idea, y siempre va bien que alguién que lo sepa, te lo explique. Un saludo desde Barcelona. Ahh, de España si tengo idea, porque me gusta un equipo en concreto ( el Espanyol de Barcelona), pero no creas que mucho más. salut. Miquel

    ResponderEliminar
  2. Hola felicitaciones por el blog,está muy bueno,en fin quería saber si quisieras intercambiar links con CantaloGol.Dejame un comentario con tu respuesta.Saludos.
    http://www.cantalo-gol.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Es definitivo? hace unos meses lo vi y me parece una gran idea, más que nada por quitar lo de los promedios

    Los torneos largos pueden dar lugar a mejorar los proyectos de los clubes, sin tantas urgencias

    saludos

    ResponderEliminar
  4. La pena es que los clubs pequeños no vayan a poder disputar la Liga , pero bueno , si es para mejor bienvenido sea..je je..^^
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. sergio/ramonero/pirata18 de febrero de 2011, 18:41

    Te explico Miguel: el torneo argentino está compuesto por dos campeonatos: el Apertura y el Clausura, cada uno de estos campeonatos tiene un campeón. Son campeonatos de una sola vuelta, osea, contra un equipo determinado jugás una sola vez (ya sea de local o de visitante). El campeón de cada uno de estos campeonatos se quedan con el derecho a jugar las copas internacionales. Los otros que clasifican lo hacen mediante una tabla que se hace sumando la totalidad de puntos que hicieron durante todo el torneo (osea, sumando Apertura y Clausura), los equipos que hayan sumado más puntos podrán ingresar a la copas, la cantidad de equipos está signada por la cantidad de plazas que haya.
    En la primera división hay 20 equipos (se juegan 19 partidos por campeonato, 38 en todo el torneo), lo juegan aquellos equipos que permanecen de un torneo para otro y los que ascienden del Nacional B que es una liga inferior la primera división. Cada año hay como mínimo dos ascensos y dos descensos, los ascensos los ganan los dos mejores del Nacional B y los descensos son el resultado de una tabla de promedios, se promedian la cantidad de puntos sacados por equipos de la primera división en los últimos torneos y los dos peores promedios descienden.
    También (y esto es por si creian que el fútbol argentino es complicado) existen las promociones, ¿qué es una promoción? una posibilidad que tienen los equipos del nacional B que han salido en 3er y 4to lugar de jugar una final contra los que han salido 17mo y 18vo en los promedios del descenso de la Primera División, en el caso de ganar las finales los del Nacional B estos ascienden y los de Primera descienden.
    Espero sacar tus dudas, aunque es tan complicado el fútbol argentino que creo que te confundí más... incluso creo que yo quedé un poco confundido.

    ResponderEliminar
  6. Si a los grandes le cuesta ganar un torneo corto.. ¿No le costaría más ganar uno largo? Por otro lado, es una buena idea pero en la que hay que tener en cuenta muchos aspectos. Igual, no me sorprendería que no se termine llevando a cabo, al igual que la Copa Argentina que habían prometido para este año.
    Un abrazo, te espero en mi blog.

    ResponderEliminar