sábado, 11 de junio de 2011

Las andanzas del delantero sin suerte


El nuevo escándalo de arreglo de partidos que azota al fútbol italiano, traumado luego del Moggigate que resultó letal para la Juventus, salpica desde las categorías más bajas del Calcio hasta las altas esferas pasando por glorias como Francesco Totti, Christian Vieri, Daniele de Rossi, el polémico Cristiano Doni y la supuesta cabeza de una red clandestina que actuaba en casas de apuestas asiáticas: Giuseppe Signori, superestrella de la Lazio y de la selección italiana en los noventa.
La olla se destapó en los últimos días pero la investigación data del 14 de noviembre del año pasado cuando el local Cremonese derrotó al Paganese por 2 a 0. En aquella oportunidad se registró una cantidad inusual de apuestas para un partido correspondiente a la Lega Pro Prima, tercer escalafón del fútbol italiano, que sorprendió a las autoridades que decidieron abrir un expediente.
El seguimiento de las escuchas telefónicas involucró en el caso a dieciséis personas entre las cuales, además de los anteriormente mencionados, se encuentra Marco Paoloni, hoy arquero del Benevento, en ese entonces en Cremonese, que apostó una cantidad que, si bien no trascendió, era lo suficientemente elevada como para desconfiar del guardameta que decidió probar suerte en contra de su propio equipo. Paoloni además es acusado de dopar a sus compañeros con calmantes para que éstos mermaran su rendimiento frente al Paganese.
Sin embargo lo que en principió fue la investigación de un sólo partido terminó por destapar un escándalo mayúsculo donde el principal perjudicado es Beppe Signori. La justicia tiene como prueba clave un papel escrito por el ex delantero en el que se pactan las condiciones de cada una de las partes involucradas y consta el arreglo de partidos correspondientes al ascenso que perjudica incluso a los recién ascendidos Siena y Atalanta, además de Fiorentina, Roma, Lecce, Cagliari, Genoa e Inter, todos de la Serie A.
El juez que entiende la causa considera a Signori el jefe de la organización encargada del fraude dentro del fútbol por sus contactos y su influencia dentro del ascenso, donde es más fácil llevar a cabo el arreglo de partidos por el bajo sueldo de los profesionales. En la Serie A sería imposible costear el soborno de los futbolistas por el limite que ponen las casas de apuestas. La movida no sería proporcionalmente redituable al riesgo de la maniobra.
Así mientras Italia se desarma en un nuevo bullicio provocado por el crimen organizado dentro del fútbol, Signori, identificado en una conversación telefónica como el hombre de los doscientos goles, pide clemencia y piedad al mismo tiempo que intenta zafar de la justicia desde el arresto domiciliario. Los medios sensacionalistas lo liquidan con títulos catástrofe y uno de ellos parece tener el veredicto resaltando las dos supuestas pasiones de Beppe: El área rival y el azar.

8 comentarios:

  1. Luego digo yo que la Liga española provoca una imagen desoladora con el tema judicial entre Madrid y Barcelona, pero los italianos parece que se llevan la palma de la mano...


    Un saludo, muy buen artículo.

    ResponderEliminar
  2. muy lindo perla me gusto mucho y mas su foto de perfil,
    pd: vivo cerca de scalabrini...
    pd2:sus calsonzillos me hacen acordar al club que tantas glorias le di

    ResponderEliminar
  3. Inscríbete en la I Edición de Premios Amor Sevillista, somos yá 56 blogs inscritos.
    Para participar, hazlo desde INSCRIPCION

    ResponderEliminar
  4. Hola Matías, felicidades por el blog, soy un asiduo, y por lo que veo tú también del mío ¿a qué estamos esperando para enlazarnos? jejeje, te pongo un link en www.lamazetadeportiva.blogspot.com vale? un saludo y felicidades

    ResponderEliminar
  5. Como dice Miquel, parece que la mafia nos rodea..una pena, el fútbol no debería de salirse de las pasiones deportivas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Así esta el fútbol italiano...
    Es fiel reflejo de sus mandatarios deportivos y el peso de Italia en Europa va decayendo año tras año.
    No me extraña...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Una lástima que no hayan aprendido la lección de lo que pasó con Juventus en 2006. Y el prestigio que pierde Signori ademas. Cada vez mas golpeado el Calcio. Saludos

    ResponderEliminar