lunes, 29 de marzo de 2010

Mostrémosle al mundo que juntos podemos


Desde que tengo uso de razón veo los mundiales de fútbol, el primero que me tocó disfrutar fue Francia 1998, no entendía mucho en si lo que significaba un torneo de esta magnitud, pero ya comenzaba a darme cuenta lo que era por la pasión que generaba. Cuatro años más tarde vino Corea-Japón 2002, el primer mundial organizado por dos países al unísono, una clasificación maratónica de la selección que nos colocaba como los principales favoritos, partidos a la madrugada, el álbum de figuritas, la gran canción de cerveza Quilmes que dio inspiración a mi titulo, el mazazo traducido en el penal de David Beckham y el gol de tiro libre del sueco Anders Svensson, que el vuelo eterno de Pablo Caballero no podría evitar, así nos volvíamos en primera ronda y nos tocaba ver la final por televisión.
Alemania 2006 fue el primer mundial que deleité a pleno, de la mano de José Pekerman nos clasificamos cómodamente a octavos de final en un grupo bastante complicado y quedará como recuerdo imborrable el inolvidable gol de Esteban Cambiasso para colaborar con la goleada sobre Serbia y Montenegro, que cerraría Lionel Messi convirtiendo su único tanto por copas del mundo hasta el momento. Permanecerán marcadas a fuego como anécdotas de la gran cita de Bavaria el golazo de Maxi Rodríguez contra el México de Ricardo Lavolpe en la prórroga y la triste eliminación por penales frente al anfitrión luego de ir adelante en el marcador que el entrenador argentino no supo cerrar cuando se inmoló sacando a Juan Román Riquelme y dejando a la Pulga en el banco. Inmerecido o no, pero afuera al fin.
Todos estos años de fracaso, desde la última consagración criolla allá por 1986 en México, con un tal Diego Maradona que hizo estragos en el Estadio Azteca contra Inglaterra y Peter Shilton, nos dejaron una sed de revancha insalvable y una espina clavada que no se podrá olvidar tan fácilmente.
Pero es esa espina la que nos podemos sacar este año en Sudáfrica, donde no nos clasificamos con facilidad ni somos favoritos, no tenemos a Pekerman ni un grupo de la muerte, pero tenemos a los mejores jugadores del mundo, tenemos a Diego Maradona que no se realmente si es buen técnico o no pero no deja de ser Diego, tenemos la ilusión, la magia, la unión y la esperanza de volver a ser campeones después de tanto tiempo y el hambre de gloria necesario para hacer un buen papel. En la tierra del asado, de la familia y el mate, estamos obligados a juntarnos más que nunca para apoyar a nuestra selección, que no tengan dudas de que dejará la vida del otro lado del Atlántico para devolvernos la satisfacción perdida y esa copa que hace 24 años que no logramos acariciar, para demostrarle a una generación, a mi generación, lo que es ser campeones del mundo y para volver a revivir como era eso de que el planeta se rinda a los pies de un petisito que hace magia con la pelota, que en este caso no va a poder ser el Pelusa, pero confío en que será Lionel Messi.

13 comentarios:

  1. Mientras leía se me ponía la piel de gallina. Tu relato bien podría ser una arenga antes de salir a la cancha. Es bueno encontrar alguien que sienta lo mismo que yo, ojalá se nos de y podamos sentir lo que es ser campeones del mundo. Abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Ser campeón del mundo debe ser algo único e increíble. Para España ganar la Eurocopa fue algo tremendamente increíble, ser los mejores del mundo, debe ser genial.

    Un saludo, ventanadefutbol.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Espero saber pronto lo que es que la selección de tu país gane un Mundial, me refiero a España.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Pienso y confio en que Argentina puede y va a hacer un gran mundial, sin contar con el factor que Tévez se a apuntado hoy un hattrick, en la premier!!

    saludos des de
    http://alwaysfootballclub.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. De mi parte, el 1º mundial que vi fue el de 1994, el de 1998 lo disfruté más y lo seguí hasta el hartazgo, el de 2002 un poco menos y en el cual me decepcione. A partir de ahí, el de 2006, apenas lo seguí, es decir, vi pocos partidos, no me gustó para nada. Este Mundial lo seguiré especialmente.

    ResponderEliminar
  6. Pero Matías no digas que no sois favoritos , argentina será siempre argentina macho , tenéis un equipo de garantías ya verás como haréis cosas importantes y quien sabe si llegar a semifinales al menos ¡ saludos desde españa ¡ y desde el real betis ¡¡¡

    ResponderEliminar
  7. Tenéis una selección con un potencial enorme: Messi, Higuaín, Aguero, Milito, Tévez... pero tenéis el talón de Aquiles, y para mí al que será el principal culpable de que Argentina no llegue lejos en la copa del mundo: Maradona.

    Creo que Argentina no se podrá cruzar con España hasta una hipotética final, pero antes, Argentina deberá demostrar que es capaz de sobreponerse al hecho de tener un técnico que se mueve por impulsos.

    Una gran entrada. Ójala y nos veamos en la final, sería algo grandioso para el fútbol.

    ResponderEliminar
  8. La plantilla es excelente sobretodo del medio para arriba y puede favorecer que no se considere a Argentina una de las candidatas claras.

    La recuperación de Gaby Milito puede aportar muchísimo a la defensa albiceleste.

    Des de Barcelona un aficionado más para Argentina!!

    ResponderEliminar
  9. si te interesa el futbol de Salamanca ve a http://www.futboldecastillayleon.com

    un saludo

    ResponderEliminar
  10. Tenéis un gran equipo (sobretodo el ataque, ya lo quisieran muchas selecciones) pero para mí, un pésimo técnico. A ver que tal os va.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Yo pude ver a Argentina campeón del 86 y salir a tomar las calles de Buenos Aires.

    Era otro país, incluso otro mundo (pre 1989), y apenas se había vuelto a la democracia, se respiraba fiesta.

    Nota: Maradona no sólo hizo estragos contra Inglaterra. El tiempo, la memoria y los clips de video tienden a simplificar y sintetizar. Lo de Maradona fue mucho más que eso.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Si no fuera por el 'Pelusa'... las cosas os cambiarían.

    Matias he puesto tu blog en mi 'Páginas Recomendadas' espero que te pases por nuestro blog y si quieres hagas lo mismo ;)

    Un saludo amigo.
    http://bloglagrada.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  13. En 1986 Argentina no llegaba bien al mundial, se metieron por la ventana con un gol del "tigre" Gareca a Perú (y encima Bilardo le dejó fuera) aun asi desplegó un fútbol inigualable y alzó la copa, esperemos que este año sea igual por el bien del fútbol suramericano, un saludo desde http://sin-microfono.blogspot.com/ y gracias por tus visitas y comentarios matias

    ResponderEliminar