jueves, 27 de enero de 2011

El poder de reinventarse


El Barcelona ya excede cualquier explicación natural. Está más allá de la suerte de principiante de Guardiola que lo pudo haber acompañado en el inicio del proyecto, del trabajo continuo que se desarrolla en La Masía desde hace muchos años, de la conjugación de cracks que hacen un equipo de superestrellas con juego de gala. Estoy convencido de que es algo que está mucho, muchísimo más allá del gran juego desplegado.
No es lógico que todos los partidos los gane por goleada y prácticamente sin impedimentos con el mismo sistema y desarrollo que viene dándole éxitos al club desde hace tres años o más. No es lógico tampoco que las buenas actuaciones no claudiquen ni bajen su forma. Todos bajan su forma, pues el Barcelona no.
Desde que el Blaugrana tomó la posta que dejó el Real Madrid tuvo varios transcursos de gloria. El primero recordado desde aquella parte a nuestros días seguramente sea el que tenía a Rijkaard en el banco. Contaban con un sensacional Ronaldinho y algunos puntos altos que acompañaban pero como todo, el nivel bajó con el tiempo y el holandés acabó por dejarle su lugar a Guardiola.
Este caso es muy distinto, no sólo porque luego de la seguidilla de títulos el equipo no da ventajas, sino que con el paso del tiempo el engranaje futbolístico funciona cada vez mejor. Es inexplicable como un fútbol en apariencia obsoleto para una época dominada por el físico y la verticalidad se está convirtiendo en el juego del futuro. ¿Será que el Barcelona cambió la historia e inclinó la balanza nuevamente para el lado del buen juego?
El secreto del Barcelona está más allá del Barcelona en sí. Los éxitos pusieron al club por encima de todos y el mundo Blaugrana es conciente, por más que no lo reconozca, de esto. Sienten una admirable confianza por sí mismos que es más fuerte que cualquier cosa porque también saben que los rivales son conocedores de esto. Al Barcelona le juegan con un respeto que roza el temor. Para cualquier equipo sacarle un empate a los de Guardiola es un triunfo. No salir goleados es un desafío. Los rivales cargan con un peso psicológico gigante que los Culés lograron forjan en estos últimos tiempos a base de consagraciones.
Por eso el Barcelona además de contar con un excelente técnico y jugadores de otro planeta tiene una autoestima que es capaz de destruir cualquier resistencia y que les da la posibilidad de reinventarse partido a partido, incluso luego de haber ganado todo y cuando las motivaciones son prácticamente nulas. Son los mejores de todos y lo saben mejor que nadie, por eso pisan rivales todos los partidos y como si fuese poco, ahora se acostumbraron a golear empeñados en defender una reputación que se ganaron a fuerza de sacrificio.

14 comentarios:

  1. No hay quien tumbe al barça , Guardiola lo esta haciendo muy bien , pero claro...........con esos jugadores tbn entreno yo al barça eh ??? ¡¡ saludos figura ¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Como culé puedo decir que es una gozada ser del Barça. Recuerdo una entrevista hace meses a Xavi que decia que "antes iba al Bernabéu con miedo, ahora no, ahora vamos a ganar". A que debe esto? sencillo... CONFIANZA EN UNO MISMO. Los nuestros saben que si están al 100% hay muy pocos equipos que les puedan ganar, es por ello que siempre salen al 100% sea cual sea el rival. Yo espero que este ciclo dure mucho tiempo, aunque como dice refrán: "todo lo que empieza, acaba" pero espero que sea lo más tarde posible ;)

    Saludos.

    PD: Por cierto, estoy harta de oir eso de "Pep lo está haciendo muy bien, pero claro, con estos jugadores hasta mi abuela lo gana todo", pues no señores, PEP GUARDIOLA es un crack y si no que me digan como consigue que estos chavales rindan al 100% durante tanto tiempo, que por cierto, ya va para 3 años este ciclo. No hay que quitarle méritos a Pep y si lo reconozco, yo también meo colonia como Pep ;)

    ResponderEliminar
  3. Es bastante agradable a la vista que haya equipos que quieran ganar jugando para gustarse, no a la brega y pegando balonazos.

    El barça está en un plan que arrolla, el gol de Messi contra la Real Sociedad (en realidad los dos) son un ejemplo: en uno hace una pared dentro del área, en otro corre por la línea del área pequeña con cinco de la real soceidad mirandole entre él y la porteria...

    A todo esto, el Arsenal también intenta jugar así pero con un matiz: sin el mismo acierto goleador y en lugar de un superclase (Cesc) acompañado de otros, está rodeado de máquinas más de jugada individual que de equipo (Nasri y compañía), eso sí, despunta otro como Wilshere que puede sustituir a Cesc cuando se vaya (ojalá al barcelona)

    saludos

    ResponderEliminar
  4. El secreto del Barsa no es otro que la paciencia que se ha tenido con Pep, y este tiene con los chavales de la cantera. Que como he dicho alguna vez, la mejor forma de sacar un buen equipo es con cantera y un poco de carteta.

    Pep, es un entrenador que trabaja muy bien con sus jugadores, intentando implantarles la filosofía de Cruyff. Y aparte él solo estudiando meticulosamente al rival. Un entrenador que pide siempre la máxima intensidad y concentración, jueges contra la Cultural Leonesa o el Real Madrid.

    Y todo esto viene dado porque los jugadores confían es ellos mismos y no salen mentalizados de que van a perder, sino que salen a jugar y a divertirse. Hacen su juego, sin pensar el equipo que tienen enfrente.

    Saludos desde El Rincón Del Deporte

    ResponderEliminar
  5. Totalmente e acuerdo contigo Matias...Te adjunto como blog amigo en el mío. Un saludo

    http://misbocetosdefutbol.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Guardiola es un gran entrenador, pero ahora le falta lo más complicado: triunfar en un equipo pequeño. Para mí, un entrenador es bueno si sabe dirigir grandes equipos y lograr títulos y si también entrena clubes pequeños y logra los objetivos marcados.

    ResponderEliminar
  7. lo mas impresionante es como hacer para mantener motivados a estos tipos que ya lo ganaron todo...

    ResponderEliminar
  8. Yo veo a un equipo que se divierte en el campo , que los entrenamientos no son un castigo sino una continuación de lso partidos para los jugadores . El problema del Barça de Rijkaard fue que llegó un momento que la base del equipo se divertía mas fuera del campo que en él y eso afectó a la plantilla .

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que son un equipo fuera de serie. En Riazor, el Depor jugó bien pero llegaron 4 veces y nos hicieron un 0-4 sorprendente.

    Saludos!! ;)

    ResponderEliminar
  10. Esto se podría resumir así: son buenos, y lo saben. Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  12. Matías, ¿que te parece Jose Gustavo Sand?, el ex-jugador de Lanús, entre otros.

    Es que ha fichado por el Deportivo y me gustaría que me dieses tu opinión ya que supongo que lo viste bastante cuando despuntó en Argentina.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  13. Matias: otro gran post! me encanta que puedas escribir sobre el Barça de esta manera. Yo creo que además de lo que mencionás, existe un convencimiento muy grande de los jugadores que los hace ser fieles a su estilo, nunca se desesperan, nunca hay plan B, solo la convicción que jugando así, el resultado se va a dar. Cómo ejemplo, el zapatazo de Iniesta en Stanford Bridge o el genial gol de Messi de pecho para ganar el primer mundial del clubes para la institución.
    Con respecto a como hay que jugarle al Barça, tal vez el Betis de Mel fue el equipo más arriesgado y que le devolvió football con football, claro que perdió 5 a 0, antes de ganar 3 a 1, pero con la frente bien alta!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  14. dudo mucho que haya o llegue otro técnico como el Pep Guardiola al Barcelona y haga del equipo campeón en todos los torneos en los que participaron, eso es algo histórico y no va a volver a pasar

    ResponderEliminar